sábado, 20 de agosto de 2016

ASÍ SUENAN LOS GONGS... ASÍ SOMOS EN GONG PUJA BCN

video



Primera Puja de Gong en Barcelona... ¿Te lo vas a perder?

El audio de este vídeo son gongs tocados en la Cripta de la Sagrada Familia el 16-07-2016, por parte de los integrantes del grupo Gong Puja Bcn.

miércoles, 10 de agosto de 2016

PRIMERA PUJA DE GONGS EN BARCELONA: UN EVENTO QUE NO TE PUEDES PERDER




El próximo día 10 de septiembre, en la sala La Blanca de Barcelona (C/ Badajoz, 127), se celebrará a partir de las 22:00 h. la Primera Puja de Gongs en Barcelona, en la cual participa activamente Armonía Yoga.

Una Puja es una ceremonia ritual propia del Hinduismo, en la cual se honora, se ensalza y se canta a una o más deidades, o bien se realiza para celebrar espiritualmente alguna fecha o evento determinado. La palabra puja proviene de la lengua devanagari, que a su vez procede del sánscrito, y significa reverencia, honor, adoración, homenaje o culto. El formato ritual de una puja, además de en el hinduismo, también se utiliza en el budismo, el jainismo y en las prácticas de sikh dharma, así como en el Yoga. Y también, por supuesto, en el mundo del Gong.

El Gong es un instrumento musical, una herramienta de sanación para el sistema nervioso y un caldero en el que puede crear mezclas alquímicas de frecuencias y sonidos que abren y desarrollan el yo interior. Es el instrumento que nos devuelve al momento en que se creó el Universo.

El sonido del gong crea una relajación profunda que libera del torrente de pensamientos y estimula el sistema glandular. El gong se utiliza asiduamente en musicoterapia por el gran efecto que ejerce sobre la mente y el cuerpo. El gong nos permite acceder a niveles muy profundos de la conciencia. Es un instrumento muy útil en el campo de la meditación, ya que su sonido nos envuelve de armónicos poderosos que provocan un estado modificado de las percepciones casi instantáneo. El gong impacta el cuerpo físico y sus meridianos. Libera los bloqueos, reduce la tensión y estimula la circulación de los fluidos corporales. El resultado es una reorganización de la energía emocional y de los sentimientos que están atados a la estructura corporal.

Ninguna mente, ni siquiera la mente más activa y perturbada, puede resistirse al poder de su sonido. Una sesión o baño de gong de unos cuarenta y cinco minutos de duración puede despertar nuestra intuición, desbloquear el pasado para acceder al recuerdo de anteriores encarnaciones, equilibrar nuestras emociones, alinear los chakras, mejorar la digestión, y muchas cosas más.

Pero todo este potencial sanador y meditativo se multiplica exponencialmente si esa sesión de 45 minutos se transforma en una puja de gongs que tiene una duración de siete horas y media (7,30 h.). En una puja de gongs, todo el poder curativo y transcendental de las vibraciones de los gongs se concentra en un proceso de sanación equivalente a diez sesiones individuales, tal y como explicó en su momento el gran maestro de Kundalini Yoga y de Gong, Yogui Bhajan.
Así, una puja de gongs es una ceremonia sagrada en la que el sonido de los gongs se mantiene sin interrupción durante toda una noche, desde las 23,00 horas aproximadamente hasta la salida del Sol. Los participantes de una puja de gongs se turnan en una secuencia previamente establecida mientras mantienen sonando a la vez todos los gongs, que suelen ser al menos ocho, repartidos en parejas en sus correspondientes stands, que se disponen en un conjunto cuadrangular al que se le llama “jaula”. En el interior de esa “jaula”, el gonguero se mueve y danza con las mazas mientras los asistentes a la puja se distribuyen alrededor.

Al comenzar la puja, todos los participantes permanecen tumbados sobre colchonetas, excepto dos de ellos: el primer gong master, y la persona que espera su turno para relevarlo. Cuando la alquimia de la vibración generada por el primer gonguero acabe, cederá sus mazas al siguiente y despertará al tercer participante, que esperará a su vez su turno.

¿Se duerme en una puja de gongs? ¿Se sueña, se medita? Más bien uno cae en una suerte de “sueño psíquico” o “sueño consciente”, en el que la mente permanece en la frontera entre la vigilia y el sueño. En este estado la mente está muy receptiva, la conciencia opera en un espacio donde puede contactar con el subconsciente y el inconsciente, los niveles más profundos de la mente. Los asistentes a la puja de gongs navegan a través de sus propios espacios psíquicos, exploran su mundo interior, reconocen sus problemas y conflictos, y se abren a la posibilidad de encontrar su verdadero propósito en la vida. En esa experiencia, las vibraciones sonoras de los gongs proporcionan también una intención en común: la paz, la conciencia y la unión para todos los presentes, para sus familias, su comunidad y el mundo entero. El efecto de esta puja durará en los cuerpos y las mentes de los asistentes durante varios días, y las resonancias energéticas y emocionales perdurarán durante todo un ciclo lunar.
Además de en este blog, puedes informarte sobre esta puja a través del correo pujagongbcn@gmail.com, y de la página de facebook https://www.facebook.com/gongpujabcn/.